Os lo contábamos hace solo unos días. Seguro que lo recordáis. Hablábamos de conseguir mantenernos sanas realizando ejercicios sencillos. Y entre ellos incluíamos uno muy baratito, el de bajar y subir escaleras. Precisamente eso es lo que ha propuesto el alcalde de Nueva York. Es un apunte más en su particular cruzada contra la obesidad.

Su intención es mejorar la salud de los neoyorquinos y reducir la tasa de obesidad. Primero eliminó las grasas trans en restaurantes y obligó a aclarar en los menús las calorías que contenían. Ahora ha emitido una orden para promover el uso de escaleras. Su intención es colocar señales con reclamos para animar a subir escaleras en lugar de coger el ascensor.

También ha propuesto, de manera voluntaria, reducir la cantidad de sal y utilizar más la bicicleta y tiene pendiente la  de limitar el tamaño de los refrescos. Una iniciativa que puso en marcha pero que no llegó a entrar en vigor.

Su objetivo es acabar con el sobrepeso que se ha normalizado en la ciudad de Nueva York . Más de la mitad de los neoyorquinos adultos tienen sobrepeso o son obesos y cerca del 40% de los estudiantes de las escuelas públicas tienen más peso del que les corresponde. Algo que le cuesta a la ciudad unos cuatro mil millones de dólares al año en atención sanitaria.

En nuestro país, por fortuna, no hemos llegado a estas cifras pero está claro que si seguimos extendiendo la moda americana de menús y bebidas XL, nos iremos acercando. Mejor poner freno a tiempo y evitar así lamentaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la politica de privacidad que puedes consultar al pie de este sitio web.