En invierno, nuestra piel sufre el contraste entre las bajas temperaturas, el viento y la humedad del exterior, y los ambientes secos y calurosos del interior de los edificios; todos estos cambios bruscos alteran su protección natural, produciendo sequedad, pérdida de luminosidad y rojeces, suponiendo una agresión constante para nuestra dermis.

La piel fina y seca posee niveles muy bajos de agua y grasa, sufriendo más aún el daño producido por el frío y el viento, ya que éstos, favorecen la deshidratación y el envejecimiento.

Mejillas, labios, cuello, escote y manos son zonas excesivamente sensibles dada su fina piel, por lo que están especialmente expuestas, siendo las primeras en mostrar el daño producido por las bajas temperaturas.

En Centros Cristina Álvarez te proponemos varios tratamientos y cuidados de belleza, con la finalidad de proteger tu piel del frío invernal.

Hidratación. Para cuidar la piel en invierno es fundamental la hidratación, aplicando lociones con alto poder hidratante, combinadas con nuestro tratamiento hidratante reparador, que ayudará a reestablecer los niveles de agua en la piel gracias a su efecto regenerador, aportando a la piel la luminosidad que necesita.

Limpieza. Para optimizar la hidratación, es recomendable una exfoliación suave que elimine las células muertas y favorezca la penetración de las sustancias hidratantes; con nuestra limpieza de cutis profesional conseguirás restaurar por completo los niveles de higiene necesarios para mantener el rostro perfecto.

Evitar el agua muy caliente. Son preferibles las duchas de agua tibia para evitar la dilatación de los capilares y la aparición de dermatitis atópica, ya que el agua muy caliente retira la grasa que protege a la piel contra el frío.

Protección solar. No debemos olvidar que la radiación solar es perjudicial para nuestra piel también en los meses de invierno, por lo que debemos aplicar una crema con alto factor de protección, en las zonas más expuestas como rostro, cuello y manos.

Alimentación. Beber al menos dos litros de agua al día, no sólo es beneficioso para mantener hidratado nuestro organismo, sino que además mejora notablemente el aspecto de la piel. Los nutrientes idóneos para hidratarla son aquellos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, como frutas y verduras en crudo, o cocinadas a la plancha o al vapor, proteínas de calidad y cereales.

¡En Centros Cristina Álvarez te ayudamos a cuidarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la politica de privacidad que puedes consultar al pie de este sitio web.