¿Síndrome de Relajación Vaginal?

El síndrome de relajación vaginal es una dolencia que sufren muchas mujeres y puede estar provocado por el parto, obesidad, cambios hormonales o el envejecimiento natural. Este padecimiento puede acarrear graves consecuencias que van desde alteraciones en la excitación sexual y/o pérdida de la autoestima hasta incontinencia urinaria.


El rejuvenecimiento vaginal sin cirugía es el método más seguro para tratar los descolgamientos, la progresiva flacidez de la zona que provocan la pérdida de la forma estructural.

Hasta ahora el síndrome de relajación vaginal sólo podía ser tratado con cirugía, con los efectos adversos que conlleva además del riesgo, con Intimalaser podemos obtener los mismos resultados o incluso mejores que con otros tratamientos invasivos.

rejuvenecimiento vaginal

Intimaláser

La medicina estética actual ha encontrado la solución más avanzada para que vuelvas a sentirte segura de ti misma, IntimaLáser es un revolucionario tratamiento láser de rejuvenecimiento vaginal que utiliza Láser Fotona con tecnología térmica smooth-mode que trabaja sobre el tejido interno con lo que se obtiene una gran estimulación del colágeno de la fascia endopélvica consiguiendo su endurecimiento y tensado foto-térmico, recuperando así la forma óptima del canal vaginal, reforzando el tejido y la musculatura.

Todo esto de forma fácil, indolora y sencilla, sin tener que recurrir a cirugía ni a tratamientos que son más molestos.


Resultados

En dos sesiones de 30 minutos, obtendrás notables resultados y tras cada sesión podrás seguir con tu rutina ya que es mínimamente invasivo y sin efectos secundarios.

Se establece una sesión cada 2 meses.

  • No se necesita ningún tipo de cuidado especial antes ni después del tratamiento.
  • Recuperación rápida sin necesidad de antibióticos.
  • Previene o corrige los primeros síntomas de la incontinencia urinaria.
  • Nuestro equipo médico seguirá sesión tras sesión tu progreso.

Recientes estudios clínicos afirman que:


  • El 95% de la mujeres que lo han probado aseguran notar la diferencia.
  • Un 17% de contracción media del canal vaginal después del tratamiento.
  • Un 97% de los pacientes queda satisfecho después de ver los resultados.
  • No hay efectos adversos en ninguno de los estudios

No te resignes, ahora hay una solución definitiva con la que por fin podrás olvidarte para siempre de esta incómoda situación.


Cada sesión puede durar entre 20 y 30 minutos, se puede establecer una sesión cada 20-30 días. Será el equipo médico quien determine con exactitud el número de sesiones oportuno para cada caso.