El verano ya está aquí, y con él llegan las vacaciones, las tardes en la playa, el despertador apagado y por supuesto, la lucha por un bronceado perfecto. Aunque esto último a veces es una tarea complicada, horas y horas tomando el sol, aceites o autobronceadores que dañan nuestra piel… Te proponemos los mejores trucos para que este verano luzcas un bronceado diez.

Prepara tu piel con un buen peeling, te ayudará a eliminar células muertas y a acondicionar tu piel para absorber mucho mejor los rayos del sol, evitarás también que se formen arrugas o manchas solares. Conseguirás un bronceado completamente uniforme.


Añade alimentos bronceadores a tu dieta:


  • Tomate, zanahoria, pimiento rojo, espinacas, calabaza… estos son los alimentos ricos en beta-caroteno, se trata de un pigmento vegetal que nos ayuda a asimilar mucho mejor los rayos UVA. Mejorarán el aspecto general de tu piel gracias a su efecto regulador del metabolismo y antioxidante.
  • Fresa, grosella negra, limón, naranja… son alimentos ricos en vitamina C, un potente antioxidante que se encarga en nuestro organismo de frenar los radicales libres, responsables de la oxidación natural de nuestra piel, gracias a la vitamina C nuestra piel se verá mucho más luminosa y con mayor densidad.
  • Plátano, cebolla, berenjena, coliflor, aguacate, soja o vino… tambiéntienen una gran cantidad de flavonoides, consiguen fijar el bronceado y que dure mucho más tiempo, impidiendo que la piel se agriete o se escame.

Bebe mucha agua, mantener nuestro cuerpo bien hidratado, además de tener grandes beneficios generales, también hace que la piel capte mayor cantidad de rayos UVA.

Protégete con una buena crema solar, hay algunas equivocaciones con las cremas protectoras, en primer lugar no es cierto el viejo mito de que si te pones protección no te bronceas, al contrario, lo único que hace una crema de protección solar es actuar como filtro de los rayos dañinos para evitar quemaduras.

Nutricosmética solar, se trata de pequeñas cápsulas que contienen básicamente, todos los nutrientes mencionados arriba, y por lo tanto también nos dan todos los beneficios de las vitaminas “bronceadoras”, previenen las manchas solares, dan un bronceado homogéneo y más dorado en poco tiempo de exposición solar… pero ¡ojo!, no protegen de quemaduras, así que si te decides por esta opción, no dejes de ponerte protección solar.

Después de estos pequeños trucos, ya no tendréis que pasar horas y horas sin inmutaros en la tumbona… Tan sólo disfrutar del verano mientras te pones moren@.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la politica de privacidad que puedes consultar al pie de este sitio web.