Saltear al contenido principal

T-shock facial, y verás la diferencia

Para quiénes todavía no conocéis T-Shock facial os diremos que es una terapia que combina dos tipos de vendaje diferente en el rostro. Y está siendo uno de los tratamientos con más éxito entre nuestras clientas y no solo por la novedad sino especialmente por los resultados. Su principal objetivo es crear un efecto lifting sobre nuestra piel pero no solo a nivel dérmico sino también muscular y también utilizando un vendaje “Tapping” que nos provocará una estimulación a nivel linfático. De esta manera conseguiremos desintoxicar el tejido mientras devolvemos a nuestra piel la luz que va perdiendo por el paso de los años, el cansancio, el estrés, la contaminación y un largo etcétera que debemos combatir.

Además se acompaña con Tecno Gel, un cosmético que nos ayuda a recuperar las sustancias que la piel va perdiendo a consecuencia de esa lista de enemigos que tan bien conocemos.

El tercer paso que seguimos en una de nuestras sesiones de T-Shock facial es el preferido por nuestras clientas ya que se trata de un masaje encaminado a estimular la contracción muscular de la mímica que realizamos con nuestro rostro a diario, de la mímica facial. El objetivo último de este masaje es mejorar la posición en el rostro, realizando un efecto remonte y conseguir así redefinir las expresiones de nuestro rostro de manera natural.

El protocolo de T-Shock facial

Paso 1, limpieza en profundidad

En primer lugar realizamos la limpieza del rostro con el fin de prepararlo para el tratamiento T-Shock. Y lo hacemos utilizando green tea. Lo primero que hacemos es limpiar y desmaquillar bien el rostro, incluido el cuello y la zona de los ojos.

Paso 2, Tecno Gel

A continuación aplicaremos una pequeña cantidad de Tecno Gel  sobre la cara, el cuello y sin olvidarnos del escote y deberemos seguir siempre la dirección de las fibras musculares.Paso 3, vendaje

El tercer paso es el vendaje que realizamos sobre unas pautas muy estudiadas para conseguir el efecto deseado.

Cuando se finaliza el vendaje, durante 15 minutos se deja actuar, momento perfecto para relajarse y disfrutar de ese pequeño descanso que tanto merecemos y que nuestra piel también agradecerá.

Paso 4, masaje

Cuando retiramos las vendas realizamos un masaje muy suave para conseguir la total absorción del producto empleado y secaremos en profundidad para dejar completamente limpio el rostro para iniciar el siguiente paso.

Paso 5, vendaje Tapping

El vendaje Tapping es un paso del proceso que llama mucho la atención. Se trata de una técnica de masaje facial basado en la aplicación de los tapes, unas cintas de algodón con adhesivo acrílico, siguiendo las vías de drenaje linfático del rostro para conseguir favorecer el proceso de movilización de la linfa y conseguir un efecto detoxificante que mejora de manera muy notable el aspecto de nuestra piel y que le devuelve la luminosidad y frescura que estamos buscando. Cuando aplicamos las tiras efectuamos una ligera tensión que activará el colágeno. Las tiras deben actuar también durante 15 minutos.

Este paso merece una atención especial ya que se basa en el vendaje neuromuscular conocido también como kinesiotaping y que es muy conocido en el tratamiento de las lesiones de los atletas y en otros trastornos físicos. Fue inventado a comienzos de los 70 y comenzó a utilizarse especialmente por expertos en acupuntura, quiroprácticos y ortopedistas, sobre todo en Japón. Más adelante empezaron a utilizarlos atletas profesionales. Cuando empezó a utilizarse por los deportistas profesionales en Europa sorprendía por los colores llamativos de sus vendajes.

El producto tiene la peculiaridad de que se estira hasta un 140% de su longitud original por lo que se consigue crear una tracción en la piel o en el músculo en el que se esté trabajando. Ha sido en los últimos años cuando ha empezado también a aplicarse en medicina estética obteniendo excelentes resultados.

Paso 6, el masaje de remonte

El masaje de remonte es otro de los pasos fundamentales. Con él aplicamos T-Shock Nuova Pelle con efecto antiarrugas. Para que puedas hacerte una idea este suero actúa como el suero de víbora y los péptidos que consiguen une efecto similar al de la toxina botulínica pero con la ventaja de que no actúa de manera invasiva. Su fin último es bloquear las arrugas mínimas y de esta manera se alivia y reduce de manera muy significativa su nivel de profundidad.

Está claro que el tratamiento T-Shock facial conlleva un proceso muy especializado y que, por tanto, la pericia y la experiencia de las profesionales es fudamental a la hora de conseguir los resultados buscados.

No es de extrañar que T-Shock Nuova Pelle sea uno de los tratamientos faciales más llamativos y modernos del mercado del cosmético y de los tratamientos faciales en cabina. Consigue rejuvenecer, regenerar y reafirmar la piel del rostro y consigue recuperar de manera muy visible su elasticidad. Es el triunfo de la tecno cosmética cuyo fin más perseguido es el de recuperar los componentes que nuestra piel va perdiendo con el paso del tiempo. Y si además se consigue de una manera natural y mediante una sesión relajante, el resultado es indiscutible y merece la pena probarlo para entenderlo en toda su esencia. Si a todo esto sumamos que los componentes del tratamiento contienen desde glicoproteínas encargadas de protegernos de sustancias extrañas hasta Beta-Glucano encargado de desarrollar las defensas inmunitarias y pasando por un largo etcétera de principios activos la mar de eficaces, solo nos queda recordarte que te dejes aconsejar por los equipos de profesionales que saben lo que te conviene. Una vez más habrás acertado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search