Saltear al contenido principal

Acabar con el sudor

Algo que suena tan poco fashion como acabar con el sudor puede convertirse en una auténtica liberación para aquellas personas que padecen hiperhidrosis. Para ellas, actividades cotidianas como conducir o dar la mano al saludar en una entrevista de trabajo son un suplicio. Un problema que preocupa a las mujeres especialmente en situaciones de estrés. El olor personal altera la percepción que los demás tienen de nosotros y afecta a situaciones tan importantes como optar a un puesto de trabajo por la sensación que se transmite durante la entrevista.

Los olores corporales no solo delatan situaciones de salud o las evidentes de falta de higiene. También los estados emocionales provocan un determinado olor que provoca desconfianza.

El sudor que se provoca con la actividad física o por exceso de calor se genera en las glándulas sudoríparas ecrinas mientras que el causado por estrés está provocado por las glándulas ecrinas y apocrinas. Al mezclarse con las bacterias que se encuentran en la piel el olor que se provoca es muy característico y molesto.

Tenemos tres millones de glándulas sudoríparas que regulan la temperatura de nuestro cuerpo. Lo normal es generar como mucho un litro y medio de sudor por hora, pero las personas más activas pueden llegar a sudar hasta 4 litros, especialmente las personas deportistas. El problema surge cuando se quiere acabar con el sudor porque se padece hiperhidrosis y se suda en exceso en situación de relajación y normalidad.

La hiperhidrosis es una enfermedad que afecta al 3 por ciento de la población. Hasta ahora se recurría al botox para intentar paliar sus efectos pero la ciencia ha dado un paso más allá. Gracias a la aplicación de una novedosa técnica se consiguen desactivar las células sudoríparas atacando su contenido líquido y solucionar el problema después de 6 sesiones de media y sin necesidad de anestesia.

Curiosidades

  • Sudar en exceso es un problema pero dejar de sudar también lo sería y podría provocarnos hasta la muerte. Su función es tan importante hasta el punto de que si dejáramos de sudar, nuestra temperatura interior aumentaría hasta lesionar nuestros tejidos.
  • El sudor causado por estrés huele peor.
  • Los hombres sudan un 50% más que las mujeres.
  • Sudar en exceso puede causar alteraciones en el sistema metabólico, digestivo y endocrino.
  • El exceso de sudoración lo padecen deportistas como Zinedine Zidane o Karim Benzema.

Alimentos que provocan mal olor corporal

1. Azúcar. Abusar de alimentos ricos en azúcares refinados pueden modificar el ph de nuestro cuerpo. También aumentan la temperatura por lo que se genera más sudor y olor corporal.

2. Comer carne roja obliga a realizar digestiones más pesadas y libera toxinas y gases.

3. Alimentos picantes como la cebolla, el ajo, la guindilla, nos dan unos cuantos grados de más y para colmo provocan mal olor corporal y halitosis.

4. El alcohol tampoco ayuda porque además de aumentar el volumen de sudor, consigue un olor que se prolonga durante bastante tiempo.

5. Si consumes demasiados lácteos la proteína que contienen se dedica a descomponer las bacterias del estómago y a formar sulfuro de hidrógeno.

¿Qué nos hace sudar en exceso?

Situaciones de pánico, hacer ejercicio físico o la elevada temperatura son las principales causas que hacen sudar en exceso y llegar incluso al mal olor. Además de seguir unas sencillas recomendaciones, cuando la situación se convierte en algo patológico y se padece Hiperhidrosis, existen tratamientos que suponen una auténtica mejora en la calidad de vida y en las relaciones sociales.

Cuando se trata de sudor ocasionado por el deporte, el sudor está formado por 99% de agua y solo un 1% de nutrientes. Sin embargo, cuando se trata de sudor causado por estrés, el 20% está formado por bacterias que generan mal olor corporal.

Consejos para acabar con el sudor

  1. Evitar ropa demasiado ajustada. Las glándulas sudoríparas se activan en esos casos y aumenta el nivel de sudoración.
  2. Mejor usar prendas de algodón que mejoran la respiración corporal.
  3. Evita la ingestión alimentos picantes que aumentan nuestra temperatura corporal. (ajo, queso manchego tomarlo con moderación)
  4. Aprende a relajarte y reducirás el nivel de sudor. Un masaje relajante en los pies, lugar en el que encontramos la mayoría de las terminaciones nerviosas, es un gran bálsamo también para nuestras glándulas sudoríparas.
  5. Ríe para liberar tensión y estrés. Bajará tu presión arterial de manera sorprendente.

Si a pesar de todos estos consejos, sigues teniendo un nivel de sudoración excesiva, acude a un especialista. La hiperhidrosis es una patología que padece más de un millón de españoles y, actualmente, existen tratamientos que la controlan hasta recuperar la autoestima del paciente y recuperar su vida social y laboral tan deteriorada hasta entonces. No sigas sufriendo por algo que tiene tratamiento y que cambiará tu día a día. Los testimonios de los pacientes que ya lo han probado  pueden animarte a probarlo, como Jesús Reyes, el estilista de Hombres Mujeres y Viceversa que ya se ha animado y nos cuenta su experiencia en su Blog Cool Hunting in Madrid. Además, en casos como el suyo, resulta fundamental para su vida laboral. Ahora puede lucir ropa que antes no incluía en su vestuario, especialmente para acudir al plató de televisión o para asistir a eventos porque se sentía incómodo e inseguro. Después de someterse al tratamiento SudorOff ha decidido contarlo a los cuatro vientos para que otras personas que padezcan hiperhidrosis puedan disfrutar como él de llevar una ropa ajustada, ir en tirantes o, sencillamente, ir de compras sin tener que renunciar a tejidos o modelos de ropa que, hasta ese momento, le resultaban incompatibles con su problema. Desde aquí le agradecemos su confianza y sus visitas que tanto animan a nuestras chicas en los centros de Cristina Álvarez. ¡Te esperamos para la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search