Saltear al contenido principal

Belleza solidaria

Si hay algo que convierte este bolso en especial, aparte de que el diseño nos guste, es que dentro tiene la capacidad de guardar algo más que nuestras llaves del coche, la cartera o kit básico de maquillaje. Dentro tiene el compromiso de ayudar a crecer a artesanos de África, Haití y otras regiones marginadas del hemisferio sur y hacerlo de la mano de la industria textil. De esta manera ganamos todos. Quiénes crean, quiénes exportan y quiénes lo adquirimos. El reportaje de SModa  nos hace reflexionar sobre el mundo de la moda y cómo desde detalles tan aparentemente insignificantes cómo adquirir un bolso nos hacen comprometernos con todo el planeta.

Así es el compromiso de la ONU con los desfavorecidos que quieren labrarse un futuro con sus propias manos y con su trabajo. Como éste proyecto existen muchos más de belleza solidaria y que hoy merecen una parada en nuestro blog. Por ejemplo, grandes marcas como Clinique, se animan a financiar proyectos de investigación contra el cáncer de mamá. Es lo que acaban de hacer con la edición limitada de uno de sus productos estrella. Dramatically Different Mosturizing Lotion al que acompañan con un llavero para recordar la lucha contra esta enfermedad.

Otra casa que lleva años apostando por la colaboración en belleza solidaria es The Body Shop. Su manteca labial de fruta de dragón es un ejemplo.Su venta ayuda a organizaciones benéficas y realmente el producto no solo recuerda la fragancia de esta fruta exótica sino que consigue una hidratación perfecta, especialmente para los días de invierno.

Algo similar a lo que se consigue con la serie de crema de manos Missing You Honey Bee de la marca de cosméticos asiática ETUDE. Su objetivo en este caso es proteger a las abejas. Precisamente el envase que contiene la crema recuerda a estos pequeños insectos. Además la caja en las que vienen preparados está elaborada con papel de periódico reciclado. Parte de las ganancias van dirigidas a la organización World Save Bee Fund, otra idea de belleza solidaria.

En definitiva queda claro que el diseño, el producto de calidad y el fin solidario pueden ir de la mano y conseguir mucho más que una buena campaña de márketing. Al final, el hecho de saber que parte del dinero que estamos invirtiendo, o su totalidad, está destinado a echar una mano a un país, a una comunidad, o a un insecto tan pequeño pero tan importante para el planeta como son las abejas, te dejan con las ganas de repetir. ¡Belleza solidaria definitivamente sí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search