Saltear al contenido principal

Rutina facial para piel mixta o grasa

Cada piel es diferente y la nuestra no requiere la misma rutina facial que la de nuestras hermanas, madres o amigas. Por eso, necesita cuidados y rutinas diferentes. Te damos algunos pasos para que elabores tu propia rutina facial diaria y consigas una piel lisa, tersa y suave.

Antes de nada debemos dejarnos aconsejar por nuestros profesionales de confianza y luego seguir de manera rutinaria, evitando saltarnos un solo día, esos cuidados si queremos mantener nuestra piel en un estado excelente. Según sea nuestra piel necesitaremos unos productos y unas frecuencias de aplicación diferentes.

 

Si tu piel es mixta o grasa te enseñamos a cuidarla

Este tipo de piel presenta como característica un tono brillante, acompañado de poros dilatados principalmente en la zona T. Suele presentar espinillas y comedones si la producción de grasa es excesiva. Esto se debe a un desorden de las glándulas sebáceas que producen lípido en exceso. El cuidado en la este tipo de pieles no está solo enfocada a la eliminación del brillo sino también a cuidar su nivel de deshidratación aunque produzcan mucho lípido. Por eso lo más conveniente es hidratarlas, protegerlas y regular las glándulas sebáceas que tantos disgustos nos causan.

Estos son los pasos que deberemos seguir si queremos llevar una buena rutina diaria:

1. Limpieza

Debe ser diaria, con un producto que no contenga jabones, neutro y que respete el pH de la piel. Las espumas son muy recomendables. También es muy importante adquirir el hábito de limpiarnos la cara por la mañana para retirar el exceso de grasa que se produce durante el sueño y por la noche antes de irse a dormir, para eliminar el maquillaje o los restos de impurezas porque favorecen en muchos casos la aparición del acné o los comedones.

Lo ideal es utilizar productos que se aclaren fácilmente con agua. Para tu comodidad existen algunos geles y espumas fáciles de echarse y masajear en círculos. No olvides hacer especial hincapié en la zona donde se acumula más grasa como es el caso de la nariz, la barbilla y la frente. Tienes que aclarar con agua en bastante cantidad hasta eliminar todos los restos.

2. Tonificación

Este paso es importantísimo para restablecer el pH de la piel después de haberla limpiado. Los tónicos deben ser hidratantes, nunca astringentes. Es la mejor manera de limpiar la cara de los restos de cremas e impurezas y contribuyen además a cerrar los poros aportando frescor a la piel. Aumentamos además la permeabilidad de la piel para que las cremas hidratantes sean más efectivas.

3. Hidratación

Las cremas que se deben utilizar deben ser principalmente hidratantes, es decir de base acuosa para que no generen más brillos. Además no olvides que los principios activos deben estar acordes con tu edad. Se pueden utilizar los serum pero no todas las pieles de este tipo admiten serum + crema. En algunas ocasiones solo el serum puede resultar suficiente.

Recuerda hacer hincapié en la zona de los ojos. Solemos olvidarnos de esta parte tan sensible de nuestro rostro y corremos el riesgo de creer que no necesita tanta nutrición como en otros tipos de pieles. En esta zona, en la parte inferior del ojo, se localizan las glándulas sebáceas y se tiende a generar las bolsas tan antiestéticas, incluso en la zona inferior de las cejas.

Aunque no existen cremas específicas para eliminar los acúmulos grasos si se recomienda utilizar un contorno de ojos tipo gel que active la circulación y prevenga la formación de esas bolsas. Es precisamente en las pieles grasas en las que hay una mayor tendencia al descolgamiento del párpado y es algo que debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestros productos de belleza.

4. Exfoliación

Este tipo de pieles requiere una exfoliación al menos 2 veces por semana. Si no tienes acné activo las exfoliaciones mecánicas son perfectas. Los productos utilizados son capaces de remover la capa más superficial de la piel acabando con las impurezas, la grasa y las células muertas. La piel queda, después de su utilización, fina y brillante. No olvides aprovechar la aplicación del producto para aumentar la circulación en tu rostro. Es un imprescindible dentro de tu rutina facial.

5. Protección solar

Estas pieles, como todas, necesitan protegerse del sol. Pero en estos casos hay que prestar especial atención ya que el exceso de grasa puede hacer un efecto lupa con la exposición solar y generar manchas de hiperpigmentación. Lo más recomendables es utilizar una crema de día con un FPS 30 o una crema protectora específica libre de grasas.

6. Mascarillas

Estas pieles tienen en las mascarillas sus grandes aliadas, y deben utilizarlas con más frecuencia. Las realizadas a base de arcillas o avena además de ser astringentes naturales ayudan a la exfoliación de comedones. No olvides aplicarla como mínimo una vez a la semana pero lo ideal es que lo hagas dos veces, una a mitad de semana y otra más relajada durante el fin de semana.

Para las que preferís las mascarillas caseras os damos un par de opciones que debéis recordar en vuestra rutina facial:

Mascarilla de manzana

Es muy sencilla de hacer y muy fácil de encontrar sus ingredientes.durante todo el año. Solo tienes que rallar una manzana y mezclarla con una cucharadita de miel. Aplica la pasta sobre tu rostro y déjala actuar durante al menos 10 minutos. Para retirarla utiliza agua fría.

Mascarilla de naranja y yogur

Es tan refrescante como efectiva y una buena manera de aprovechar lo único que habitualmente tiramos a la basura de este cítrico tan rico. Cuando peles las naranjas guarda las cáscaras hasta que se sequen y tritúralas hasta convertirlas en polvo. Si mezclas dos cucharadas de ese polvo con dos cucharadas soperas de yogur estarás consiguiendo una mascarilla que elimina el exceso de grasa y las células muertas como ninguna. Déjala actuar durante un cuarto de hora y retírala con agua tibia. Es muy segura también para tratar las
manchas oscuras.

Ya véis que la rutina facial tiene infinitos aliados para mantener la piel perfecta. Ahora solo depende de vosotras que lo llevéis a cabo. Dependiendo de la época del año en la que nos
encontremos, nuestra piel sufrirá más o menos.

En este blog, te damos algunos consejos de como tener una piel perfecta en invierno. https://www.cristinalvarez.com/blog/como-cuidar-piel-otono/

 

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search