Saltear al contenido principal

Mini retoques estéticos que quitan años

Se trata de hacerse mini retoques estéticos que quitan años pero que nadie los nota. Es así de sencillo elevar las cejas, difuminar las ojeras, y conseguir una expresión de las que parece que has tomado el elixir de la eterna juventud. El único secreto es ponerse en manos de los mejores profesionales. Si lo que te preocupan son las arrugas de las comisuras, las ojeras o el gesto de marioneta que se acentúa con los años, aquí te presentamos todas las opciones que pueden hacerte recuperar la expresión que echas de menos.

EL GESTO DE MARIONETA

Estamos hablando de los surcos nasogenianos que marcan el gesto desde la base de la nariz y rodean la zona de la boca lateral. El principal problema es que acentúan la sensación de cansancio, incluso de tristeza, y por eso la percepción de quién nos ve es la de estar enfrente de una persona madura.  Una de las soluciones es rellenarlas con hidroxipatita de calcio, un relleno intradérmico y biocompatible compuesto de micropartículas de hidroxipatita de calcio disueltas en un gel acuoso. Es perfecto para reponer grandes pérdidas de volumen y su efecto es inmediato. Rellena la arruga y la disimula de manera impactante. Además tiene la virtud de reactivar la neocolagénesis responsable de que se creen nuevas fibras elásticas con el objetivo de corregir la flacidez y dar al tejido la densidad que ha perdido.

Además este sistema tiene resultados también muy óptimos para luchar contra la flacidez en la cara interna de muslos y brazos.

CONTRA LAS OJERAS

Otro de los mini retoques estéticos que quitan años es la carboxiterapia y es realmente segura en muchos tratamientos, y para resolver algunos problemas estéticos, como el de las ojeras. Apagan la mirada, la ensombrecen y dan un aspecto de cansancio, de fatiga y de envejecimiento prematuro que no favorecen a nadie. Una de las técnicas que mejor borran las ojeras es la carboxiterapia dando de nuevo a nuestro rostro el aspecto juvenil que tanto deseamos. Son las ojeras de origen vascular las que consigue tratar cambiando el tono de aspecto azulado drenando la zona y oxigenando el tejido. El tratamiento es sencillo, consiste en aplicar microinyecciones de dióxido de carbono, CO2, respetando y tratando con cuidado la piel de esa zona. Se activa de esta manera la circulación sanguínea de la zona. Provoca una reacción física que se conoce como efecto Bohr. Entra de manera masiva el gas y la hemoglobina de la zona actúa liberando el oxígeno en el tejido.

ELEVA LAS CEJAS

En estos casos el dúo perfecto es botox y ácido hialurónico. Las cejas, o mejor dicho, su caída con el paso de los años les hace perder su postura natural y van desplazándose por el peso de la gravedad. Por fortuna ya no es necesario pasar por quirófano para solucionarlo. Ahora gracias al bótox y al ácido hialurónico se consigue un efecto realmente asombroso que rejuvenece. Para empezar la técnica se inyecta en primer lugar, toxina botulínica en la zona del músculo orbicular porque es la zona que tira hacia abajo y que provoca el desplazamiento de la ceja. Como el efecto del botox relaja se eleva la zona de la cola de la ceja. El siguiente paso consiste en la infiltración de pequeñas dosis de ácido hialurónico en puntos muy estratégicos. Se logra un efecto lifting gracias a la combinación de sus moléculas de alto y bajo peso molecular.

Si se trata ya de casos de personas más mayores, o de casos de envejecimiento más pronunciado lo mejor es acudir a los hilos tensores que se reabsorben y permiten un anclaje más preciso y la elevación más pronunciada pero siempre consiguiendo un efecto natural.

LA NARIZ SOÑADA

Hablamos de casos en los que apetece un retoque o una mejora y no se quiere pasar por el trauma del quirófano. Un pequeño retoque con bótox consigue efectos realmente sorprendentes y consigue relajar la musculatura y dulcificar la expresión. Con una pequeñísima cantidad se puede realizar un retoque que puede llegar a durar hasta 6 meses. También se puede trabajar la zona de la punta nasal provocando una pequeña elevación para luchar contra la caída inevitable que provoca el paso de los años.

ADIÓS AL CÓDIGO DE BARRAS

Aquí deben prestar especial atención aquellas personas que fruncen esta zona superior del labio con frecuencia como es el caso de los fumadores. La piel de este área del rostro es muy fina y por eso es más sencillo que se formen estas arruguitas. Los gestos continuados y reiterativos y el exceso de exposición solar son los causantes de su aparición. Para conseguir rellenar los surcos verticales se utilizan las infiltraciones de ácido hialurónico. Se aconseja una revisión pasadas dos semanas para comprobar los resultados y valorar si es necesaria una segunda infiltración.

Seguro que después de estos mini retoques estéticos, que quitan años, a tu alrededor todos se preguntarán cuál es tu secreto para mantenerte tan joven y con esa luz en tu rostro que todos envidian. Y lo mejor es que cualquiera de estos secretos puedes llevarlos a cabo sin interrumpir tu vida diaria, incluso en tu rato de la comida y volver a la oficina, o en un hueco que encuentres en tu agenda. Lo que sí te aconsejamos es que te pongas siempre en manos de buenos profesionales que te asesoren antes de iniciar cualquier tratamiento y te hagan un seguimiento personalizado y detallado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search