Saltear al contenido principal

Rejuvenecimiento vaginal sin cirugía

Hoy vamos a hablar de rejuvenecimiento vaginal sin cirugía. Como suena. Sin medias palabras ni convertirlo en tema tabú. No suele ser protagonista en las conversaciones cotidianas pero que cada vez resulta menos extraño escucharlo en charlas entre amigas, programas de televisión y revistas de salud. Porque se ha convertido en una opción cada vez más reclamada en los centros médicos de estéticos y que, además, obtiene muy buenos resultados.

Intimaláser, por fin un rejuvenecimiento vaginal sin cirugía

Para mejorar el aspecto íntimo y las relaciones, existe el Tratamiento IntimaLáser. Un procedimiento que no necesita anestesia, que no requiere incisiones y que permite una recuperación inmediata, saliendo de la consulta con las misma tranquilidad que se ha entrado. ES, además, la manera más rápida de recuperar, sin pasar por quirófano la forma estructural óptima de la vagina.

¿Qué es el Síndrome de Relajación Vaginal?

Con el paso del tiempo, especialmente después de los partos, se pierde la forma estructural óptima de la vagina. Esta condición se asocia con el estiramiento excesivo de la cavidad vaginal después de tener hijos pero también como consecuencia del envejecimiento natural.

IntimaLáser

En Europa se ha convertido en un procedimiento realmente pionero en el rejuvenecimiento vaginal. Gracias a la incorporación de este exclusivo tratamiento láser de resultados efectivos, seguros y mínimamente invasivo. El tratamiento con Láser Fotona con tecnología térmica smooth-mode trabaja sobre el tejido vaginal hasta conseguir su tensado óptimo.

Resultados del Tratamiento

  • Tensado del canal vaginal.
  • Mayor satisfacción sexual.
  • Una mejora muy significativa en la calidad de vida.

Número de Sesiones

Con solo 2 sesiones se consiguen grandes mejoras en la estrechez vaginal y un aumento en la calidad de vida y de las relaciones sexuales.

Las ventajas del rejuvecenimiento vaginal IntimaLáser

  • Prácticamente indoloro y sin necesitar incisiones ni suturas.
  • Evita las complicaciones de otros tratamientos y se convierte, de esta manera en la  solución más rápida y más fácil.
  • No son necesarios ni antibióticos ni analgésicos.
  • Sin necesidad de una preparación especial antes del tratamiento ni precauciones postoperatorias.
  • Vuelta a la rutina de manera inmediata.

Resultados Clínicos Probados

  • El 95% de los pacientes considera muy óptimo el cambio.
  • Un 97% de nivel de satisfacción en los pacientes.
  • No hay efectos adversos en ninguno de los estudios.

Definitivamente ya va siendo hora de pensar en opciones que también mejoran nuestra calidad de vida desde el punto de vista de la calidad sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search