Saltear al contenido principal

¿Qué son las ondas de choque?

¿Qué Son Las Ondas De Choque?

Seguro que has escuchado alguna vez a alguien hablar sobre las ondas de choque, pero ¿sabes qué son y en qué consisten? No te pierdas este artículo, pues vamos a hablar de ellas ya que cada vez se utilizan más en el campo de la estética.

¿Qué son las ondas de choque?

Esta tecnología consiste en ondas acústicas que transportan cadenas de energía a una determinada zona afectada. Esta energía atraviesa en forma de proyectil el cabezal, ocasionada por aire comprimido, destruyendo las calcificaciones o lesiones inflamatorias y aliviando el dolor crónico. En estética han supuesto una verdadera revolución por su eficacia y resultados. Se emplean para tratar patologías que requieren un aumento de la circulación sanguínea (celulitis) y la formación y reestructuración de las fibras de colágeno (flacidez). No es un tratamiento para perder peso, lo que hacen las ondas de choque es ejercer pequeños impactos sobre las células adiposas, activando la circulación y ofreciendo resultados excelentes.

Beneficios:

• El efecto de las ondas de choque estimula en gran medida la producción de colágeno y elastina en las células de la piel. Por tanto, debido a su capacidad de recuperación del tejido conectivo, es muy eficaz para eliminar cicatrices, estrías y otras marcas producidas en la piel.
• Asimismo, con esta técnica se han obtenido muy buenos resultados para combatir la flacidez de los tejidos. Además, es muy eficaz en todas las zonas del cuerpo donde se produce este fenómeno.
• Mejora notablemente el tono muscular, convirtiéndolo en uno de los grandes aliados para la remodelación corporal no invasiva.
• Se ha demostrado también que es muy eficaz para disolver la grasa local y persistente.
• Gracias a la estimulación del sistema circulatorio y linfático ayuda a eliminar las células adiposas destruidas. Las ondas de choque también favorecen la eliminación de toxinas y combaten la retención de líquidos, por tanto, tienen un efecto significativo en la reducción del volumen.
• Por todo lo citado anteriormente, podemos asegurar que las ondas de choque es uno de los procedimientos más eficaces para luchar contar la piel de naranja y la celulitis.
• Esculpen la figura.
• Aceleran la circulación de los vasos sanguíneos.

Tipos de ondas de choque:

Existen tres tipos de ondas en función de su estructura e intensidad. Cada tipo produce unos efectos determinados y en función de estos se destina cada una a los usos y aplicaciones más indicados. Sin embargo, dependiendo de los resultados que se requiera en cada caso, se pueden utilizar combinaciones las dos en un mismo tratamiento. Siempre deben ser aplicadas por un profesional.

• Focales planares. Actúan a nivel celular y tienen como objetivo un único punto de acción. Producen una dispersión de baja energía y permiten seleccionar la profundidad de acción en el tejido. Al inicio de la aplicación, este tipo de ondas pueden resultar un poco dolorosas.

• Radiales. Son aptas para ser aplicadas en tejido blando, es decir, solo actúan sobre la superficie con una fuerza máxima de penetración de 40 mm. Se trata de una técnica no invasiva, menos dolorosa que la anterior y que se puede realizar de forma ambulatoria.

Contraindicaciones:

Los posibles efectos secundarios son mínimos, en algunos pacientes aparece una leve inflamación y enrojecimiento en la zona tratada que desaparece pasadas unas horas. Se recomienda evitar la exposición al sol durante las próximas 48h para prevenir una pigmentación irregular sin consecuencias graves. Si la persona que se va a tratar con las ondas de choque tiene piercings u otros accesorios metálicos, es necesario quitárselos previamente. Las zonas donde las ondas de choque son perfectas: piernas, nalgas, muslos y brazos.

Ondas de choque para tratar la celulitis:

Se logra una rotura parcial de nódulos celulíticos debido a que hay un aumento significativo de la circulación sanguínea, incremento metabólico y el drenaje posterior. Los resultados se aprecian habiendo hecho un mínimo de 10 sesiones, 1 vez a la semana y un mantenimiento durante 4-6 meses.

Ondas de choque para combatir la flacidez:

Para la flacidez se utilizan las ondas de choque radiales, puesto que estimulan la microcirculación y la formación de colágeno nuevo, mejorando así la elasticidad de la piel. Se requieren de 5 a 8 sesiones de entre 10 y 15 minutos una vez a la semana. Los resultados se observan a largo plazo.

Ondas de choque para tonificar:

El movimiento que las ondas de choque realizan en la fibra muscular hace que aumente su volumen. En estos casos se necesitan entre 8-10 sesiones, con una duración de 15 minutos y una frecuencia de 3 a 4 días. El ciclo del tratamiento dura de 2 a 4 semanas.

Tratamientos faciales con ondas de choque:

Cuando se realiza algún tratamiento de este tipo, los beneficios que tienen las ondas en las estimulación del colágeno y elastina es brindar mayor firmeza y lozanía a la piel. Al aumentar la circulación de los vasos sanguíneos, también contribuyen a la oxigenación y nutrición de los contornos faciales ralentizando el envejecimiento cutáneo y mejorando la apariencia de la piel del rostro.

Las ondas de choque es un método que está indicado para aquellas personas que no hayan obtenido resultados satisfactorios mediante otras técnicas. Si estás pensando en combatir la celulitis para lucir una piel suave y cuidada en verano y con las ganas de ponerte faldas o vestidos sin la presencia de esa celulitis tan molesta, acude a nuestros centros Cristina Álvarez en Madrid. En todos ellos te daremos una información más elaborado sobre los diferentes tratamientos corporales anticelulíticos.

¿Necesitas más información?

Nuestro equipo de profesionales realizará un analisis para ayudarte a elegir el tratamiento más adecuado para tus necesidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search