Saltear al contenido principal

La moda de caminar deprisa, power walking

No sabemos si es cuestión de moda, si será algo pasajero o si es una nueva manera de tomarse el deporte en la ciudad. Pero el caso es que la moda de caminar deprisa ha llegado a nuestras vidas, especialmente a la vida de las mujeres. Porque somos nosotras quiénes más practicamos el arte de caminar a ritmo acelerado y no de cualquier manera. Y es que no se trata de dar un paseo por las calles. Para hacerlo bien hay que llevar atuendo deportivo y nada de aprovechar para ir de charla tranquila. El ritmo que impone la moda de caminar deprisa exige concentración. Tales están siendo los resultados beneficiosos del “power walking” que los médicos han empezado a recomendarlo en sus consultas. Reduce considerablemente el riesgo de padecer diabetes, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, incluso ya se habla de que previene algunos tipos de cáncer.

Y seguro que os estáis preguntando los motivos que convierten a la moda de caminar deprisa en algo más saludable que el salir a correr. Según los expertos, en primer lugar, nuestro cuerpo está diseñado para esta clase de ejercicio. El estudio realizado asegura que lo realmente importante es la distancia recorrida y no el tiempo. Según los datos que aporta la investigación del artículo publicado en Arterioesclerosis, Thrombosis and Vascular Biology, cuando empleamos el mismo gasto de energía en correr que en caminar, correr reduce el riesgo de hipertensión en poco más del 4% mientras que dar un paseo a buen ritmo, lo reduce más del 7%. Y si nos detenemos a analizar los niveles de colesterol, correr reduce los índice en un 4,3% y caminar en un 7 %. Si analizamos las enfermedades cardíacas, la diferencia es aún mayor. Una carrera reduce los riesgos del corazón en un 4,5% y caminar casi los duplica hasta llegar a un 9,3%.

De hecho son muchos los estudios que nos recuerdan que caminar una hora al día nos reporta muchos beneficios, entre otros, combatir el insomnio si salimos a practicarlo durante la mañana ya que por la noche puede provocar precisamente una alteración en nuestro estado del sueño. Si tenemos en cuenta que también nos puede servir de inspiración, especialmente cuando caminamos en solitario, creemos que definitivamente no hay excusa para calzarse unas buenas zapatillas, ponerse ropa cómoda y empezar a practicarlo hoy mismo. Notarás la diferencia y, además, la moda de caminar deprisa engancha. Solo tienes que probarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search