Saltear al contenido principal

Pieles mixtas… ¿qué crema me compro?

 Pieles mixtas

Importante conocernos y acertar con la crema que utilizamos cada día. Hoy empezamos por centrarnos en las pieles mixtas y en días posteriores hablaremos de las pieles secas, grasas y sencibles. Si tienes una piel mixta debes prestar especial atención porque tendrás que elegir muy bien tus cosméticos. El hecho de tener zonas grasas y zonas secas no quiere decir que tengas que aplicar cremas distintas sino una específica para tu piel.

La zona grasa se detecta en la frente, nariz y barbilla, la denominada zona T. Es el área donde nos encontramos puntos negros, poros dilatados y grasa.

La zona seca se localiza en el resto del rostro y su piel más fina tiende a la descamación.

¿Cómo cuidar las pieles mixtas?

  1. Utiliza un limpiador específico para las pieles mixtas que no engrasa ni reseca.
  2. No elijas un tónico astringente porque descamaría las zonas secas.
  3. La hidratante puede tener textura de crema más segura en las pieles mixtas pero con predominio de zonas secas, y textura fluida si tu piel tiende a más zonas grasas que secas.

Consejos para nuestra piel

Con el paso de los años las pieles mixtas tienden a la flacidez, por eso os aconsejamos que escojáis una crema rica en vitamina C para mantenerla tersa y firme. Además te aconsejamos que exfolies tu piel y apliques una mascarilla que nutra tu rostro al menos una vez a la semana. 

Si lo que te sigue preocupando es conocer con exactitud el tipo de piel que tienes para poder acertar con la crema que mejor se adapta a ti, no olvides que lo mejor es ponerte en manos de profesionales que te den confianza. Lo primero que te recomendarán es una buena limpieza de cutis para, después, determinar mediante un diagnóstico facial adecuado, los componentes y cuidados que tu piel reclaman. Además, la edad, tus hábitos diarios, incluso si realizas deporte al aire libre, darán también una información vital para acertar con el tratamiento en cabina y con el que, posteriormente, deberás continuar en casa. Buenas costumbres como no perder el hábito de desmaquillarte todas las noches contribuyen a mejorar el aspecto saludable de tu piel y a equilibrar las diferencias entre las zonas más grasas y más secas de tu epidermis. Siendo constante y con un poco de mimo, tu cara lucirá como mereces. ¿A que no es tan difícil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search