Saltear al contenido principal

Cómo mantener la línea en vacaciones

Cómo Mantener La Línea En Vacaciones

El verano es sinónimo de disfrutar, relajarse y dedicarse a uno mismo todo el tiempo que nos falta el resto del año. Este cambio de rutina muchas veces implica también un cambio tanto en la alimentación como en las pautas de ejercicio físico, repercutiendo en nuestra línea, pero, sobre todo, en nuestra salud. La clave para no caer los malos hábitos está en la organización y en la imaginación: el verano nos ofrece mil y una posibilidades para añadirle un toque divertido a la dieta sin que esta deje de ser saludable, así como de mantener un buen nivel de actividad física haciendo actividades diferentes.

Comida sana: la clave está en la alimentación

Todo comienza por dentro y por ello la importancia de mantener una dieta equilibrada y rica en nutrientes. Las vacaciones pueden suponer la excusa perfecta para abusar de comidas procesadas y poco saludables, ya sea por reuniones con amigos o por falta de tiempo.

Sin embargo, para mantener la línea en verano las cartas de los restaurantes siempre ofrecen opciones sanas y no necesariamente aburridas: pescados, pastas o arroces acompañados con verduras… Del mismo modo, hay mil y una recetas “exprés” que preparar casi sin pisar la cocina; una de ellas es la ensalada de legumbres, que, además, resulta ser una opción muy refrescante.

Una buena organización y el ser conscientes de lo que comemos nos permitirá alcanzar un equilibrio: es necesario darse un capricho de vez en cuando siempre que el resto del tiempo optemos por platos igualmente ricos pero también beneficiosos para nuestra salud.

En cuanto a las tardes de terraza, en lugar de recurrir a bebidas alcohólicas o azucaradas, una opción igualmente refrescante y nada calórica ni dañina es el agua con gas. Prueba a acompañarla con una rodaja de limón, menta o frutos rojos congelados, ¡repetirás!

Para quemar calorías, reinventa el deporte

Las vacaciones, especialmente si son fuera de casa, nos complican el poder mantener una rutina de ejercicios. Pero el estar lejos del gimnasio no tiene por qué suponer un problema: el secreto está en mantenerse activo, sea donde sea. La playa, es el lugar perfecto para, además de tomar el sol, nadar un rato o jugar a las palas, así como de dar un agradable paseo al amanecer o atardecer.

Existen, además, rutinas de HIIT -ejercicios de alta intensidad a intervalos- que en una media hora permiten tonificar y fortalecer el cuerpo. No importa que no se haga todos los días el mismo tipo de ejercicio ni a las mismas horas, ¡lo importante es que moverse resulte divertido!

Y a la vuelta de las vacaciones…

Los anteriores hábitos saludables acompañados de un tratamiento remodelador corporal pueden llegar a brindar resultados espectaculares. SlimBody Experience, tratamiento exclusivo de Cristina Álvarez, permite disfrutar de una experiencia única mientras remodelas y reafirmas de forma integral tu cuerpo.

En las sesiones de SlimBody Experiencie se masejea todo el cuerpo, empleando distintas técnicas y la última tecnología en endermología. Además, la combinación de los olores de cada principio activo utilizado, las texturas de los mismos y las formas de aplicarlos hacen de todo el tratamiento una experiencia sensorial inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search