Saltear al contenido principal

Los mayores beneficios de la depilación eléctrica

La depilación es una de las principales preocupaciones en cuanto a estética se refiere. Eliminar el vello de ciertas zonas es un auténtico quebradero de cabeza. Hoy en día, la cantidad de técnicas depilatorias existentes, como la depilación eléctrica, hacen que está tarea sea cada vez más sencilla.

La depilación eléctrica definitiva consiste en la quema de las células que son responsables del crecimiento del vello utilizando un dispositivo eléctrico que elimina el vello de raíz. Estos dispositivos están diseñados para cada zona, los hay especiales par la zona del rostro, las piernas, las axilas, los brazos, etc.

La tecnología que se utiliza en estos aparatos es cada vez más avanzada y efectiva, lo que hace que sea mucho menos dolorosa y que produzca mucha menos irritación.

En los Centros Cristina Álvarez utilizamos un equipo de profesionales que ofrecen la máxima seguridad en el tratamiento, evitando quemaduras. Realizamos la depilación eléctrica con un método denominado “Cero Hair”, ideal para cualquier parte del cuerpo, cualquier tipo de piel e incluso para pieles de pelo blanco o tatuadas.

Los depiladores eléctricos llevan un gran número de pinzas. Se inserta una de estas pinzas o agujas finas hasta la raíz de cada vello y se rompe el foco debido al calor que emite la aguja gracias a la aplicación de una pequeña cantidad de corriente eléctrica. Esto hace que el pelo vaya creciendo cada vez más fino a medida que se va utilizando la máquina.

Este tipo de depilación tiene numerosos beneficios, entre los que destacan:

  • El vello se extrae de raíz, por lo que tarda más en salir, varias semanas aproximadamente, y cuando lo hace es mucho más débil y fino.
  • Los resultados son instantáneos y muy duraderos si se compara con otras técnicas como el afeitado, además de que la piel queda con un tacto especialmente suave y no causa ningún tipo de alergia, irritación o picor.
  • Es económico, a largo plazo, ya que a pesar de que estas depiladoras son caras, te ahorras tener que ir todos los meses al centro estético a realizarte la cera o tener que depilarte con cuchilla cada cierto tiempo.
  • No hay que esperar a tener el vello largo para realizarse la depilación, estos depiladores eléctricos son capaces de arrancar hasta los pelos más cortos.
  • Se puede realizar en cualquier parte del cuerpo. Puede aplicarse en zonas muy pequeñas por lo que es una muy buena opción para la depilación facial.
  • No provoca manchas y no será necesario utilizar ningún tipo de protección para la exposición solar.
  • Es un método mucho más rápido que el convencional, muy cómodo y que está indicado para completar los tratamientos de depilación láser, para eliminar la pelusilla que puede quedar al final de dicho tratamiento o pelos aislados que se pueden haber escapado.

Con todo lo mencionado anteriormente queda claro que es un método apto para todo tipo de personas y pieles. Ya sean vellos rubios, castaños, pelirrojos o incluso negros y blancos. La técnica es igual de adecuada y eficaz para todos ellos.
En Centros Cristina Álvarez, nuestro equipo de profesionales te realizará un análisis y un estudio médico para conocer tu tipo de piel y sus necesidades para poder aplicar el tratamiento de la mejor manera posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search