Saltear al contenido principal

Los beneficios de la sonrisa

Cuando hablamos de los beneficios de la sonrisa parece que estamos hablando de una cuestión sin muchos argumentos pero ese es precisamente el error que cometen quiénes quitan importancia a los detalles del día a día. Es más, muchas veces, quiénes se preocupan de los cuidados estéticos siempre tienden a pensar en una piel rejuvenecida, en acabar con ese michelín, en quitar las manchas que envejecen, en definitiva, en infinitos detalles que queremos mejorar para sentirnos básicamente bien. Pero hay algo que no debemos pasar por alto, y es el cuidado de nuestra sonrisa. Porque por muchos tratamientos que nos hagamos, por muchas horas que dediquemos a ponernos en forma o por muchos esfuerzos nutricionales que hagamos para comer sano, si dejamos de sonreír, no habrán sevido absolutamente de nada. Y es que los beneficios de una enorme sonrisa son infinitos.

Beneficios de la sonrisa que nos hacen la vida más fácil

Y el listado es más largo del que puedas imaginar, porque no solo te beneficias tú, sino que sin saberlo, contagias alegría a quiénes te rodean. Pero para los que piensan que no es para tanto, lo mejor es que sigas leyendo y te conviertas en un auténtico convencido de la eterna sonrisa.

1. Las endorfinas se liberan cada vez que sonreímos

Se trata de unos neurotransmisores que se activan con los movimientos de los músculos de nuestra cara y que, de manera paralela, desde el cerebro, se provoca la liberación de sustancias químicas. Son esas endorfinas las que se encargan de bajar los niveles de estrés tan elevados que llegamos a acumular en nuestra vida frenética y también de hacernos sentir mejor, básicamente más felices. Aunque nos parezca mentir, hasta las sonrisas falsas sirven porque nuestras neuronas no son capaces de distinguir cuando fingimos. Así que ya sabes, sonríe mientras cocinas, tecleas en la oficina o estás esperando para pagar en el supermercado. Te sentirás mejor y será el deporte más sano que puedes incluir a tu rutina diaria.

2. Sonreír es la mejor medicina

Son además, la mejor aspirina para nuestros dolores y quebraderos de cabeza. Está demostrado que incluso en personas que padecen una enfermedad crónica, el ejercicio de sonreir se convierte en un bálsamo y en una medicina natural y la mar de gratificante.

3. Mejor antiestrés imposible

Cuando nos sentimos inquietos, inseguros, incómodos con nosotros mismos debido al estrés, el gran culpable es el cortisol porque con altos niveles de estrés y ansiedad se dispara y nos hace sentir peor. Si conseguimos controlar sus niveles estaremos manejando también esa sensación de negación absoluta y pesimismo que nos invade cuando nos encontramos realmente mal a causa del exceso de trabajo, de las preocupacione o de una mala racha. Sonreir es la mejor manera de mantener el cortisol a raya.

4. Oxigena mejor tu cuerpo y consigue el equilibrio

Cuando sonreimos estamos reponiendo el oxígeno de nuestras células y eso nos permite también expandir nuestros pulmones, y estimular el proceso de homeostasis que no es otra cosa que conseguir mantener un equilibrio interno estable y compensar de esta manera los cambios que puedan producirse en nuestro metabolismo.

5. Deja libres tus emociones

Si sonríes y sobre todo, si te liberas del todo, con una buena carcajada estarás dejando volar tus emociones. De esta manera es mucho más fácil ver el lado positivo de las cosas y socialmente si lo piensas siempre es mucho más agradable estar con alguien feliz y que te recibe con una sonrisa que con quién te mira desconfiado y con el rictus serio.

6. El imán de la sonrisa

Solo tienes que hacer la prueba y entrar a un establecimiento o preguntar en una conserjería. Si entras sonriendo y hablas de manera afable las probabilidades de que tu interlocutor te devuelva una sonrisa son muy elevadas. Sonreir es la mejor tarjeta de presentación y siempre resulta más cercano y accesible quién sonríe que quién está con gesto serio de manera eficaz. El bienestar que se consigue es contagioso y cualquier relación, entrevista o situación que estés viviendo será mucho más fructífera.

7. Serás más feliz en el trabajo si sonríes.

En los ambientes laborales, después de pasar tantas horas juntos, no es de extrañar que haya días en los que sonreir parezca incluso de mal gusto. El aburrimiento se está apoderando de ti y eso, inevitablemente, te aleja de el ejercicio que estamos hoy planteando. Precisamente provocar una sonrisa en tus compañeros, con un gesto, una frase que rompa la seriedad del día a día, será tu salvación y la de tus compañeros. Como ves los beneficios de la sonrisa son muchos más de lo que inaginábamos.

Cómo lucir la mejor sonrisa

Y ahora que nos ha quedado claro que sonreír se convierte en una auténtica necesidad para nuestro día a día solo queda resolver un problemilla que surge cuando lo que nos da vergüenza es sonreír porque nuestra dentadura no luce como nos gustaría. Pero no os preocupéis porque también tiene remedio. De hecho, gracias a las carillas dentales quedan solucionados la gran mayoría de los complejos dentales estéticos. Los más comunes son:

Por cuestiones genéticas 

En algunas ocasiones se nace con una separación entre dientes mayor de lo normal que, además, suele aumentar con el paso de los años.

Dientes desiguales 

A veces se trata de simple desgaste o de una rotura accidental. Las carillas dentales también resuelven este problema.

Esmalte gastado

El esmalte de nuestros dientes está sometido a continuas agresiones y al consumo de sustancias como el café, algunos refrescos edulcorados o el consumo de algunos medicamentos que dan a nuestra dentadura un color tan poco atractivo y alejado del original.

El paso de los años

Es un punto inevitable y que nuestros dientes también sienten, los achaques propios de la edad. En el caso de las personas mayores, no solo el tono del esmalte sino también la aparición de pequeñas grietas que afean la dentadura.

Así que si tienes cualquiera de estos problemas para que tu dentadura no luzca como es debido solo tienes que buscar remedio y así no tendrás ninguna excusa para sonreír y contagiar tu alegría allá donde vayas. ¿Te animas a conocer de cerca los beneficios de la sonrisa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search