Saltear al contenido principal

20 años después del primer lifting: Hilos Japoneses

20 años han pasado desde el primer primer lifting realizado en España. Más de dos décadas desde que Truman Capote se dejara retratar por su amigo Andy Warhol con una cicatriz de su último lifting. Ahora no es necesario pasar por tratamientos tan agresivos. El lifting quirúrgico ha ido abriendo camino a otras técnicas menos invasivas. Una de las que más aceptación ha conseguido son los hilos japoneses, la forma de  recuperar la elasticidad cutánea facial y corporal sin necesidad de pasar por quirófano.

¿Qué motivos animan a buscar el efecto lifting sin pasar por quirófano?

  • La gran mayoría de las mujeres españolas reconoce que quiere parecer más joven que sus amigas sin reconocer que se han sometido a un lifting. Por eso optan por los hilos japoneses, también conocidos como hilos mágicos. Salen de la consulta sin que nadie note que los llevan insertados en su rostro o en la zona elegida.
  • La mayoría no se decanta solo por probar el Japanlifting en cuello, pómulos y cejas, también lo piden en brazos y piernas para combatir el aspecto envejecido y la flacidez.
  • En el caso de los hombres, lo más demandado es el  lifting japonés para evitar la expresión de enfado o tristeza en su rostro. Por eso lo piden en cejas y pómulos. Otra de sus mayores preocupaciones es la marca de expresión en la zona de la boca y en la parte superior del labio.
  • La gran diferencia entre hombres y mujeres a la hora de demandar los hilos japoneses es que los hombres buscan quitarse años en la cara, las mujeres van más allá y piden el efecto lifting en los brazos y en la parte interna de los muslos.

El caso es que 20 años después de ese primer lifting español, las cosas han cambiado hasta el punto de salir de consulta con una piel rejuvenecida sin necesidad de técnicas agresivas y con la posibilidad de presumir desde el primer día de rostro nuevo sin que nadie sepa por qué. El objetivo de la mayoría de las mujeres, el de no reconocer que se ha sometido a un lifting, queda solucionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search