Saltear al contenido principal

Hidratar la piel y ¡a sonreír!

Hoy es un día magnífico para empezar a tomarnos en serio el hecho de mimar nuestra piel, especialmente la del rostro. Es el reflejo de lo que somos y no debemos descuidarnos. Así que empezaré por unos consejos básicos para que los vayamos incorporando a nuestra rutina. Si los seguís, notaréis enseguida la diferencia y vuestra piel hidratada.

Utilizar un buen exfoliante

El exfoliante es fundamental a la hora de preparar la piel y aplicar cualquier tratamiento o cosmético. Es la mejor manera de recuperar luminosidad y un tono uniforme. Debemos repartir de manera uniforme el exfoliante elegido. Un ejemplo: la mezcla de azúcar y miel resulta perfecta (2 cucharadas soperas de azúcar y una de miel, calentando la mezcla en las manos) y aplicarla con movimientos circulares, friccionando suavemente e insistiendo en la zona T del rostro (frente, nariz y barbilla). Si se trata de una piel muy seca se puede añadir unas gotas de aceite de rosa mosqueta, oliva o argán. Se trabaja y se aclara con agua, retirándolo con una toalla tibia humedecida o directamente con agua, hidratar la piel y recuperarla es vital.

Cómo aplicar una mascarilla

La mascarilla debe aplicarse con movimiento ascendente desde el cuello hasta la frente sin olvidar los contornos de ojos y labio. La mascarilla de yogur y maicena resulta perfecta para conseguir un acabado matizado y luminoso. Piel hidratada, en definitiva.

Ampolla con efecto flash

El extracto de una hoja de aloe vera  es ideal para conseguir una hidratación y un efecto flash propio de los mejores tratamientos estéticos, sería como una ampolla efecto flash. Una vez retirada se queda la piel preparada para recibir el maquillaje en una ocasión especial.

Una infusión de regaliz y aplicarla de forma uniforme es también una buena alternativa. Es un antiinflamatorio perfecto y si lo aplicas con regularidad disimularás también las manchas.

Guarda la crema en la nevera

Así conseguirás un efecto estimulante de la circulación. La aplicación en escote tiene que ser desde la base del cuello pasando por encima del hombro. Las cremas de cara debes aplicarlas hasta el escote porque tienen características muy similares y evitas los signos del envejecimiento y consigues nuestro objetivo: piel hidratada.

Si te levantas con los ojos hinchados

Después de llorar o dormir mal, además de poner la crema en la nevera, puedes tener dos cucharas soperas en el congelador y al cabo de 10 minutos aplicarlas sobre los ojos y permanecer con ellas tumbada 5 minutos. Después usarás el contorno de ojos según la pauta aconsejada.

Sigue estos consejos sobre como hidratar la piel y luego me cuentas el resultado. Seguro que acabas recomendándoselo a tus amigas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search