Saltear al contenido principal

Hidratación facial y corporal en invierno

Hidratación Facial Y Corporal En Invierno

Todo lo que debes saber para llevar una hidratación facial adecuada

El invierno tardó en llegar, pero no hay duda de que ha llegado pisando fuerte. Una época del año en la que hay que tener especial cuidado con la piel, tanto facial como corporal.

Este cambio brusco de temperatura (frío polar en la calle y calefacción en sitios cerrados) provoca que la piel de todo nuestro cuerpo sufra y se deshidrate. Por ello, no olvides seguir un ritual de hidratación facial constante cada día.

Nuestra fórmula mágica es hidratación, hidratación y más hidratación facial, junto con los siguientes consejos que te ayudarán a conservar la apariencia de la piel, especialmente del rostro, de las manos y de los labios, que son las partes más expuestas a las inclemencias meteorológicas durante el invierno.

No nos cansaremos de repetir que el tratamiento de belleza elemental es una limpieza en profundidad. Un rostro limpio absorbe con mayor eficacia cualquier tratamiento que apliquemos después. Por eso, nuestro primer consejo para proteger tu rostro del frío es que cada mañana comiences tu rutina aplicándote en la cara un limpiador y una loción que multiplique la adherencia y la efectividad de la crema de día que utilices.

Su uso continuado te garantiza una mejora de las reservas de hidratación de tu piel, equilibrando la barrera y humectación. Tras la limpieza, en estos días es preciso extremar los cuidados en la piel del rostro, por lo que te recomendamos que aparques tu crema habitual y utilices para el invierno un producto que te aporte una hidratación más profunda aún.

Y por la noche, la piel también necesita un cuidado específico aprovecha las horas de descanso para rejuvenecer tu piel, del rostro y de tu cuerpo. La misión nocturna es hidratar, calmar y regenerar la piel, recuperándola de los daños causados durante todo el día. Dale a tu piel la oportunidad de tener un tratamiento de noche a la altura de las necesidades invernales. Lo mejor es que sean cremas que tengan una textura no grasa y de rápida absorción.

Nunca dejes de lado la protección de tus labios. Es recomendable que los hidrates varias veces al día para evitar sequedad grietas o incluso cortes. Los labios son los grandes perjudicados del invierno. El viento y el frío, con la humedad natural presente en los labios, provocan sequedad, grietas y rojeces que, además de incomodar, deslucen nuestra sonrisa. Para prevenirlo, nuestro truco es que uses el protector labial debajo de tu color favorito.

Después de hacer una hidratación facial , ¿qué beneficios puedes esperar? Sigue leyendo para averiguarlo!

La piel está hidratada y es flexible

Tu piel está hidratada y también rebota al tacto. Las propiedades de los productos utilizados en una hidratación facial, fijan la humedad y la fijan en la epidermis, evitando la pérdida de humedad a lo largo del día y la noche. Esto permite que la piel se recupere de la sequedad y la descamación.

La piel aparece más brillante

El suero hidratante es lo que hace que su piel se vea más brillante y radiante. El suero es una crema o aceite de tratamiento con alto contenido en nutrientes y vitaminas para hacer que la piel sea saludable. Su avanzada fórmula regula los niveles de humedad de la piel, manteniendo un saludable equilibrio del contenido de agua y mejorando la circulación del agua dentro de la piel.

Incluso el tono y la textura de la piel

Ahora que tu piel está hidratada, ya no se siente como papel de lija! Un exfoliante, especialmente uno con beneficios hidratantes, remueve las células muertas de la piel sin quitarle el aceite y la humedad. Cualquier protuberancia, parches secos y tono de piel desigual se suavizan!

La piel es suave y lisa

Una piel hidratada es lisa y suave al tacto. Una crema hidratante ayuda a prevenir la pérdida de agua en la piel, dándole esa piel de trasero de bebé. Siempre es importante hidratar la piel con frecuencia, incluso en los días en que no se hace un tratamiento facial hidratante. Esto ayuda a prolongar los resultados del facial.

Menos exceso de grasa

Los pasos de una hidratación facial de limpieza ayudan a reducir el exceso de grasa y el brillo en general. La grasa de la piel es lo que la mantiene hidratada, pero demasiada grasa puede causar brotes de acné. Los productos que se utilizan en un tratamiento facial hidratante ayudan a controlar el exceso de grasa y al mismo tiempo proporcionan el nivel óptimo de grasa para que su piel tenga un aspecto saludable.

Menos brotes de acné

Como ya se ha mencionado, una hidratación facial regula el contenido de grasa en la piel, evitando la producción de exceso de grasa. Esto significa que la probabilidad de brotes de acné se reduce.

No hay picor ni irritación

La sequedad causa picor e irritación. La piel también puede volverse sensible y aparece el enrojecimiento. Esto se debe a la descamación de la superficie de la piel. Cuando la piel se hidrata, la estructura celular de la piel se regenera, creando una nueva capa de piel por debajo que está llena de agua, nutrientes y vitaminas.

¡En Centros Cristina Álvarez te ayudamos a cuidarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search