Saltear al contenido principal

Conoce la depilación perfecta a prueba de rayos de sol

Conoce La Depilación Perfecta A Prueba De Rayos De Sol

Estamos en verano y a todos nos encanta lucir un cuerpo bronceado, por esto ¿a quién no le gusta disfrutar de una piel hidratada y sin vello? Hemos leído y escuchado en muchas ocasiones que no podemos hacernos la depilación láser en verano. Hoy en día esto es posible gracias a las nuevas tecnologías, que hace que la depilación sea cada vez más segura y eficaz en cualquier época del año. Las máquinas buscan su modo de actuación en el principio de fototermólisis selectiva que está recomendada para todo tipo de pieles. Lo que si es cierto es que si decides hacértela en verano deberás tener en cuenta una serie de precauciones.

¿Qué debo hacer antes y después de cada sesión?

Antes: No debes tomar el sol 10 días antes de la sesión, aunque tu no lo notes la piel puede irritarse y estar más sensible. La melanina que está presente en la piel se activa cuando recibe luz solar para absorber la radiación ultravioleta, por lo tanto, si se expone la piel al sol, y estar la melanina activa cuando vayamos a hacernos la depilación podría provocar quemaduras. No se deben tomar medicamentos, puesto que producen hipersensibilidad al sol. Muy importante protegernos la piel cada vez que tomemos el sol con protector solar como mínimo FSP 30. Utilizar cuchilla para depilarse entre sesión y sesión, NUNCA arrancar el pelo de raíz ya que esto disminuiría la efectividad del tratamiento.

Después:
Al salir de la sesión, tendremos un leve enrojecimiento de la piel en la zona recién depilada, no os preocupéis puesto que desparece a las 24h. Una buena dosis de hidratación. Es muy importante hidratar la parte donde nos hemos hecho el láser, uno de los productos más recomendados por los especialistas es el aloe vera ya que contiene propiedades calmantes, antiinflamatorias y regeneradoras. Los días posteriores a la depilación no debemos tomar el sol, por lo menos 3 días posteriores sin sol. Cuando nos hacemos una sesión láser recibimos una dosis de calor en la zona, si además exponemos nuestra piel al sol podemos aumentar el riesgo de que aparezcan quemaduras o manchas incómodas.
Evitar los baños calientes, piscinas climatizadas, jacuzzis o saunas durante 2 días después de la sesión. No debemos aplicar frío ni con compresas, ni con hielo ya que el calor propio de la piel es la respuesta natural a la curación.

Como hemos podido leer en este artículo, no debes preocuparte si se te ha echado el tiempo encima entre sesión y sesión y te coincide con el verano. En Cristina Álvarez tratamos de ofrecer siempre la mejor experiencia a nuestros clientes. Contamos con la tecnología de medicina estética más puntera y un equipo técnico compuesto por auténticos profesionales del sector que hacen que tu experiencia sea única y solo quieras repetir.

¿Necesitas más información?

Nuestro equipo de profesionales realizará un analisis para ayudarte a elegir el tratamiento más adecuado para tus necesidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search