Saltear al contenido principal

Cristina Álvarez, la belleza cercana

Hola, soy Cristina Álvarez Martín. Así de sencillo. Puede que os llame la atención que empiece hoy este post presentándome. La verdad es que, después de tanto recorrido parece un tanto extraño hablar de mi sin más,  pero es cierto que sois muchos los que nos preguntáis por nuestros comienzos, por nuestra filosofía y por quiénes están detrás de nuestros Centros de Medicina Estética. Y por eso hoy, me he animado a hablar de mi.  Más bien, de todos nosotros, porque CA es ya una gran familia.

¿Cómo empezó Cristina Álvarez?

Hace ya unos cuantos años, en 2005, decidí lanzarme, junto a mi marido Antonio Hermida, y abrir el primer centro. Aún me parece increíble cuando hecho la vista atrás y veo la gran cantidad de cosas que han pasado desde entonces. Por eso animo especialmente a las personas que hoy se deciden a emprender una nueva aventura empresarial a que no tiren la toalla cuando piensan que no lo van a conseguir. Solo el tesón y rodearte de gente que cree en el esfuerzo colectivo, en el día a día, te ayudarán a cumplir con tu objetivo. Ahora somos más de 80 personas las que formamos el equipo CA, Cristina Álvarez. Y me llena de orgullo decirlo.
Y para llegar hasta aquí no todo ha sido un camino de rosas. Hay que trabajar mucho pero también hay que apostar. Por las nuevas tecnologías, por lo más novedoso en el mercado, pero sin olvidar que la belleza y la estética tienen muy buenas costumbres que no debemos perder. El gusto por los tratamientos en los que las manos son las protagonistas, el trato cercano y personalizado con el cliente, son fundamentales. Por eso trabajamos por encontrar el equilibrio perfecto entre el futuro y lo cotidiano. Y el futuro nos marca tendencias como las que hemos visto en el Cosmoprof de Bolonia.
Muchos de los avances los hemos encontrado dirigidos a mejorar el bienestar del cliente mientras disfruta de su tratamiento corporal o facial. Pocas sorpresas hemos visto en tecnología pero es nuestra obligación estar a la última y por eso hemos tomado buena nota de los avances que podemos incorporar para seguir ofreciendo calidad y profesionalidad CA.

Pero todos estos pasos no los podríamos estar dando sin el apoyo de todos los que no rodean, familia, amigos, compañeros y, por supuesto, “nuestras niñas”. Así es como Antonio, mi marido y además mi compañero de aventura profesional, y yo, llamamos a las profesionales que día a día nos acompañan. Trabajan con tesón, con el empeño de ofrecer lo mejor a quiénes se ponen en nuestras manos pero, sobre todo, con una sonrisa que es, en realidad, gran parte del secreto de nuestro éxito.

Y de esta manera y, por supuesto, gracias a nuestros clientes, hemos llegado hasta aquí. Un camino que hemos ido labrando poco a poco pero siempre con un objetivo claro, hacer la belleza cercana. Porque todos nos merecemos y necesitamos cuidarnos y que nos mimen. Y de eso, nosotros tenemos cuerda para rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search