Saltear al contenido principal

Cosmética natural, ¡Sí!

Hoy nos hemos levantado con ganas de mimarnos. Y para conseguirlo no hay nada mejor que las terapias basadas en cosmética natural. Sus componentes y sus aromas se convierten en los mejores aliados de una piel radiante y libre de impurezas.

Zincterapia:

Hablamos de un tratamiento facial desintoxicante especial para pieles dañadas con cicatrices o por casos de acné agresivo. Se aplica una mascarilla a base de zinc (perfecta para aliviar pequeñas heridas y para el cierre de poros), con acción refrescante y secante capaz de formar una fina capa protectora aislante para evitar nuevos daños. A continuación se aplica un masaje neumático con el fin de drenar y mejorar la circulación. Se realiza en cabina pero ya existen mascarillas de cosmética natural y cremas con zinc para continuar el tratamiento en casa o incluso jabones naturales como los que nos ofrece Nubes de Jabón.

Yogurterapia:

El yogur se ha convertido uno de nuestros grandes aliados en casa no solo por sus beneficios para nuestra salud, fortalecer nuestros huesos, mejorar la flora intestinal, sino también para que nuestra piel recupere la luminosidad y la suavidad. Si eres de las que te animas en casa a probar cosas nuevas, la mascarilla de yogur es de las más sencillas. Puedes exfoliar la piel del rostro con una mascarilla de yogur de los que contienen trozos de cereales con el fin de acabar con impurezas, pieles muertas y descontaminar. Después de mantenerla un tiempo de entre 15 y 20 minutos y aprovechar para relajarte, retírala con agua templada y aplica después una buena crema hidratante o una loción como la que nos ofrecer Refan a base de yogur y crema de rosas. Cosmética natural que nos ofrece tantas opciones como podamos imaginar.

Sugarterapia:

Una de las terapias más dulces que puedes imaginar para que tu piel se sienta tratada como merece. El objetivo es exfoliar la piel en profundidad. Por eso se realiza un masaje neumático con aceites esenciales microencapsulados en azúcar con el fin de trabajar la zona desde la mandíbula hasta debajo del pecho. Se aplica una crema reafirmante y a continuación se realiza un vendaje de sostén elevador que trabaja desde la zona de la mandíbulas hasta debajo del pecho. En casa también podemos continuar el tratamiento incorporando azúcar efervescente a nuestro baño como el que nos propone L’Occitane. Se trata de azúcares efervescentes que devuelven el frescor, la energía y la vitalidad. Están enriquecidos con aceites esenciales  de menta, romero y pino que combaten el cansancio y estimulan la circulación. De nuevo, buenos productos basados en la cosmética natural.

Si nos dedicamos unos minutos notaremos no solo la diferencia en nuestra piel, también en nuestro ánimo. Sentirnos bien por fuera nos hará sentir bien por dentro. Solo es cuestión de probar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search