Saltear al contenido principal

Cómo preparar tu piel para la llegada del verano

Cómo Preparar Tu Piel Para La Llegada Del Verano

Con la llegada del verano y el calor, nuestra piel está mucho más expuesta, tanto al ir a la playa o a la piscina para bañarse o tomar el sol, como al llevar ropa más ligera (mangas cortas, etc.) para poder afrontar mejor el intenso calor. Sin embargo, todos sabemos que la exposición a la luz solar sin la protección adecuada, especialmente la ultravioleta, puede ser muy perjudicial para nuestra piel, que se ve afectada tanto estéticamente, estropeando la piel y favoreciendo la aparición de arrugas de forma más prematura, como en lo que respecta a la salud, aumentando el riesgo de sufrir patologías tan graves como el cáncer de piel, entre otras. Por lo tanto, es esencial dar un cuidado y protección adecuados a nuestra piel para mantenerla joven y saludable. A continuación se presentan algunos consejos básicos para cuidar y proteger nuestra piel cuando llegue el verano:

Tratar de evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día
La radiación solar es más dañina durante las horas centrales del día, por lo que es aconsejable tratar de no exponerse durante estas horas al sol, incluso si estamos usando protector solar.

Tener cuidado también en el agua o cuando el cielo está nublado
Contrariamente a lo que puede parecer, las nubes dejan pasar la mayor parte de la radiación ultravioleta (alrededor del 80%), por lo que deberíamos usar el mismo protector solar también en aquellos días en que el cielo está nublado. Algo similar ocurre si nos metemos en el agua: deja pasar buena parte de la radiación ultravioleta, por lo que todavía tenemos que proteger nuestra piel del sol.

Mantén tu piel hidratada
Con el aumento de las temperaturas, la deshidratación de nuestra piel también aumenta. Para mantenerla bien hidratada, además de aumentar la ingesta de agua, que también se recomienda para nuestra salud general, ayudándonos a prevenir los golpes de calor, también podemos usar varias cremas hidratantes para nuestra piel, o incluso usar vaporizadores de agua para refrescar e hidratar nuestra piel cuando la notamos más seca.

Limpiar y exfoliar nuestra piel
Exfoliar nuestra piel de vez en cuando es aconsejable, ya que esta limpieza nos ayudará a eliminar la grasa, los residuos y las células muertas. Como resultado, tendremos una piel más fina y sedosa, mejorando los resultados de los tratamientos y cuidados que apliquemos después. A partir de la primavera es un buen momento para ir haciendo las rutinas de limpieza facial y cuidado de la piel con más frecuencia, para eliminar los restos de sudor y cremas.

Además, puedes optar por métodos más rápidos y seguros para que puedas obtener esos resultados que tanto deseas y tener la piel radiante. En Cristina Álvarez contamos con tratamientos especializados para darle a tu piel todos los cuidados que necesita para este verano. 

¿Necesitas más información?

Nuestro equipo de profesionales realizará un analisis para ayudarte a elegir el tratamiento más adecuado para tus necesidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search