Saltear al contenido principal

Cómo mantener tus uñas fuertes y evitar que se rompan

Cómo Mantener Tus Uñas Fuertes Y Evitar Que Se Rompan

Las uñas bien cuidadas es sinónimo de salud, pero para mantenerlas bien cuidadas no solo basta con acudir habitualmente a un centro de estética y hacértelas y que te pongan tratamientos específicos. Aunque estas prácticas contribuyen a una mejora apariencia, la base de unas uñas fuertes y sanas está básicamente en una correcta alimentación.

Además, aparte de la alimentación también existen otros factores que producen que las uñas se te estropeen, hasta llegar al punto de que se te rompan con facilidad y pierdas el esmalte de tu propia uña.

Las uñas blandas o la descamación son bastante habituales y es debido a los malos hábitos, aunque también el componente genético tiene gran peso, así como la edad. Además, a partir de las uñas se pueden detectar problemas de salud más allá de la típica mancha blanca que te sale producida por falta de calcio.

Muchas nos hacemos la pregunta de por qué se rompen las uñas con tanta facilidad. Una de las principales causas y que hoy en día cada dos por tres nos estamos haciendo es “la manicura permanente”. El abuso de esta técnica puede descender problemas como: rotura de las uñas más fácilmente, perdida de tu propio esmalte… entre otros. Por lo que es recomendable que esta técnica no se use habitualmente y se realice moderadamente y acudiendo a un centro especializado en manicura y pedicura.

Tener las uñas excesivamente blandas también puede contribuir a que estas se rompan con mayor facilidad. En la AEDV encontramos que este tipo de problemas puede estar relacionado con enfermedades crónicas o reumáticas. Otra posible causa es por dejar las aguas sumergidas en agua durante mucho tiempo o en repetidas ocasiones.
Más allá de la fragilidad como consecuencia de un problema hematológico, las uñas también pueden quebrarse por capa a capa, descamándose. Este tipo de rotura que recibe el nombre técnico de Onicosquisis Lamelar, está relacionado con la edad y suele aparecer superados los 50 años.

Para poder evitar la rotura de las uñas, habría que centrarse en fortalecer la uña para evitar males futuros. Los expertos de la AEDV recomiendan utilizar tratamientos hidratantes como cremas de manos ya que suavizan la cutícula, lo que mejora el nacimiento de la uña. Sin embargo, los efectos tardan en ser visibles debido al lento crecimiento de la uña, concretamente de 1 a 2 milímetros al mes. Aunque existen multitud de esmaltes fortalecedores, sus beneficios suelen ser más superficiales.

Como ya hemos comentado anteriormente una mala alimentación también puede ocasionar problemas graves en las uñas. La idea para que no ocurran estos problemas es aparte de estructurar una dieta equilibrada es que en la propia dieta se incluya ingredientes que aumentan la producción de queratina para poder conseguir uñas fuertes y a parte también fortalecer nuestro cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search