Saltear al contenido principal

Cómo cuidar tu piel después de la depilación láser

La depilación láser es uno de los métodos más efectivos y, sobre todo, definitivos para acabar con el vello corporal.

Si bien es cierto que no es un método muy invasivo y agresivo con nuestra piel, y que no tiene efectos secundarios, es muy importante cuidar la piel una vez que se ha realizado la sesión de depilación láser.

Tras la sesión de depilación láser, los pacientes pueden hacer vida totalmente normal y volver a sus actividades cotidianas, aunque es necesario y recomendable que sigan una serie de consejos sobre los cuidados de la piel.

Tras salir de la sesión, lo único que se nota es un leve enrojecimiento de la piel de la zona recién depilada, sobre todo si la piel es más sensible de lo normal. Esta desparecerá en 24 horas, pero para este tipo de molestias es recomendable aplicar algún tipo de crema o loción hidratante. La hidratación es uno de los pasos obligatorios en el cuidado de nuestra piel. Es importante hidratar la parte en la que se ha aplicado el láser utilizando cremas corporales que ayuden a calmar la hipersensibilidad de tu piel después de someterse al tratamiento. Es importante usar una crema sin perfume. Uno de los productos más recomendados por los especialistas es el aloe vera. Es un producto natural con propiedades calmantes, regeneradoras e hidratantes y, como no contiene alcohol ni parabenos, es ideal para la piel tratada por láser. Se recomienda que se utilice tres veces al día durante los tres días posteriores a la depilación.

Mantener la piel alejada del sol durante los días inmediatamente posteriores a la depilación. La piel será mucho más sensible a la luz y al calor durante esos días y pueden salir ciertas manchas en la piel si no se protege adecuadamente. Es bastante útil utilizar crema solar en las zonas que se vean expuestas al sol, como por ejemplo el rostro. Se recomienda esperar aproximadamente 15 días para tomar el sol de forma directa.

Evitar el calor en la zona que se acaba de depilar, no tomar duchas o baños de agua muy caliente o saunas durante los dos o tres primeros días después de la depilación.

Es importante utilizar cuchilla o crema depilatoria para depilarse entre sesión y sesión. Nunca se debe arrancar el pelo de raíz, utilizando por ejemplo la cera.

Exfoliar la piel una vez a la semana para eliminar las células muertas y mejorar la circulación sanguínea.

Es importante también no maquillarse en exceso, ya que estos productos podrían irritar la piel. El maquillaje mineral puede ser una buena opción en estos casos. Además, no vestir con ropa muy ceñida será de gran ayuda.

Si la depilación láser se ha realizado en las axilas, se recomienda no usar desodorantes que posean alcohol durante los primeros días.

Se recomienda también no realizar grandes esfuerzos o actividad física durante las 24 horas posteriores a la depilación para evitar la sudoración, pues favorece la irritación de la piel.

Y no te preocupes por el vello. Después de la depilación tendrás vello durante varias semanas. Poco a poco el pelo irá desapareciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search