Saltear al contenido principal

Brazos flácidos

Brazos Flácidos

Tic, tac …llega el momento de despedirnos de la manga larga y que los brazos hagan su aparición en todo su esplendor. Es entonces cuando nos damos cuenta de que no les hemos prestado demasiada atención. En invierno nos hemos centrado más en otras partes del cuerpo y es ahora cuando nos echamos las manos a la cabeza viendo “las alas de murciélago”. En este artículo vamos a hablar de los brazos flácidos y de como tonificarlos. Aún puedes llegar a tiempo y lucir esos vestidos y camisetas de tirantes sin complejos ¡Empezamos!

Cuando levantas tu brazo y le falta tono muscular quiere decir que has perdido colágeno y aumentado la grasa en esa parte del cuerpo. Uno de los síntomas del envejecimiento cutáneo es tener los brazos flácidos. Si te lo tomas en serio y eres constante todavía estás a tiempo de lucir brazos fortalecidos y tonificados este verano ¡Vamos allá!

Ejercicios para brazos flácidos

Son ejercicios muy fáciles que puedes hacer en casa. Tan solo necesitas un poco de tiempo y constancia para observar resultados (entre 8 y 10 repeticiones para desarrollar la masa muscular). Si es una rutina entera enfocada en los brazos flácidos hay que hacerla 2 días por semana, dejando siempre 48h de descanso entre una rutina y otra. El músculo se regenera y vuelve a crecer, si se le da mucha caña el músculo no crece.

Plancha lateral: Túmbate en el suelo en una posición lateral y apoya el codo o la mano que queda del lado del suelo para poder levantarte. Con el soporte del codo levanta tus caderas del suelo hasta que tu cuerpo quede en diagonal, debes tener un pie en lateral sobre el otro.  En la mano que queda libre debes sujetar una mancuerna la cual impulsarás con el brazo extendido mientras alzas también todo tu cuerpo.
Baja tu cuerpo hasta la posición inicial de forma progresiva y sosteniendo el esfuerzo, después de realizar una serie con el mismo lado del cuerpo, cambia para ejercitar el otro lateral.

Curls de bíceps: Se trata de un ejercicio básico a la vez que imprescindible, aunque para realizarlo necesitaremos un par de mancuernas. Cada una debe tener un peso que oscile entre los 2 y los 6 kilos, aunque esto variará dependiendo de las limitaciones individuales.
Debes estar de pie con una apertura de piernas no superior al ancho de las caderas y sujetar una mancuerna en cada mano con la palma de esta mirando hacia delante. Es importante que los codos permanezcan pegados al torso y los brazos relajados, desde esta posición inicial levanta las mancuernas hasta que tus antebrazos toquen tu pecho y posteriormente vuelve a bajar los brazos hasta la posición inicial lentamente. Procura siempre que tu estómago esté contraído hacia dentro y tu columna vertebral permanezca recta.

Bíceps con mancuernas: Sentado con la espalda recta y el cuerpo ligeramente tirado hacia delante, apoyamos el brazo sobre la cara interna de la pierna del mismo lado. Realizamos una flexión del codo evitando cualquier movimiento o balanceo del tronco. Empieza realizando 2 series de 10 repeticiones por cada brazo.

Tríceps tras nuca con mancuerna:
Con la espalda bien recta, el abdomen contraído y el brazo flexionado, sujetamos una pesa de 2kg y la colocamos detrás de la cabeza. Realizamos una extensión del codo, llevando la pesa hacia el techo. El brazo que ejecuta el movimiento se mantiene en contacto con la cabeza en todo momento, mientras que otro brazo actúa de soporte, sujetándolo para evitar balanceos. Empieza realizando 2 series de 10 repeticiones por cada brazo ¡Evita balanceos!

Flexiones en silla: Apoya los brazos en el asiento de una silla. Coloca la espalda recta cerca del asiento y con las piernas estiradas o semi flexionadas, flexiona los codos hasta llegar a 90 grados y vuelve a extender los codos hasta bloquearlos (es decir sube y baja). Realiza 10-12 repeticiones. Si quieres, puedes añadirle más intensidad colocando algún peso por encima de tus piernas a la altura de la cadera.

Flexiones:
Las flexiones son los mejores entrenamientos de abdominales y es el ejercicio perfecto para brazos tonificados y core fuerte. Hablamos de las flexiones normales que son las que te ayudarán a fortalecer los músculos. Si te resulta muy difícil este ejercicio, es preferible apoyar las flexiones y hacerlo correctamente para evitar lesiones.

Puedes combinar estos ejercicios con algún tratamiento estético que te ayude a tonificar la flacidez de los brazos. En Cristina Álvarez tenemos una técnica en concreto que trabaja esta zona, hablamos de Tensilift. Es un innovador tratamiento que permite unos resultados reafirmantes espectaculares. Sin duda, la mejor opción para reafirmar la piel de tu cuerpo. Este tratamiento combina radiofrecuencia médica Accent , ondas de choque, tratamiento de percusión mecánica que nos permite desfibrosar el tejido celulítico, aumenta la perfusión sanguínea y mejora la calidad de la piel y mesofosis. Gracias a las diferentes tecnologías avanzadas con las que cuenta se obtienen unos resultados eficaces y duraderos. Trabaja sobre las fibras de colágeno, que se contraen reafirmando y aportando tersura a tu piel. Esa inducción que se produce de colágeno permite dotar a tu piel de una mayor elasticidad. ¿Te imaginas poder deshacerte de esa flacidez de los brazos? Al reafirmar la piel, no solo obtendrás una piel tersa, sino que además al compactarse la piel, se ve reducida también la flacidez. Pásate por nuestros centros y di adiós a los brazos flácidos.

¿Necesitas más información?

Nuestro equipo de profesionales realizará un analisis para ayudarte a elegir el tratamiento más adecuado para tus necesidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search