Saltear al contenido principal

Beber agua en botella de cristal, es sano y está de moda

Si hay algo de lo que nos vamos concienciando poco a poco es de beber agua en botella de cristal. Hasta empieza a ser una auténtica odisea conseguir algunas de las más originales para luego reutilizarlas en casa. O son difíciles de encontrar o excesivamente caras. Hoy te ofrezco 5 opciones para cuando quieras darte un lujo o simplemente encontrar la botella perfecta.

Si eres de los que apuesta por la ecología, te gustará Flaska, gracias a la la tecnología TPS (Tecnología de Programación del Sílice) imprimen en el cristal de sus botellas un código que mejora la estructura del agua y le devuelve sus propiedades originales . Así consigue eliminar cualquier tipo de sustancia tóxica que haya podido alterarla. Además los diseños de sus fundas son realmente atractivos.

Seductive Mineral Water, es un agua extraída a más de 130 metros de profundidad en la Sierra del Tala, en la provincia argentina de Córdoba. Intenta captar la atención de los mejores degustadores de buen vino. Por eso han escogido un diseño que recuerda al embotellado de los mejores caldos. Desde la forma de la botella al precinto que la remata se basan en la estrutura tradicional de las botellas de vino. Además, como anécdota, Angelina Jolie encarga 300 cajas cada 2 meses de Seductive Mineral Water.

Maternal Water, perfecta para embarazadas, para mamás en período de lactancia y sus bebés. El cristal del envasado es de alta calidad, baja en sodio, de triple filtrado para que sea más liviana a la hora de consumirla y evitando la pérdida de minerales tan importantes en la etapa de lactancia y embarazo.

De diseño impresionante es también el agua embotellada de Liz, marca alemana que cumple con el objetivo de una botella reutilizable ideal para guardar en la nevera.

Si lo que quieres es probar el agua más cara del mundo, tendrás que conseguir  Bling H2O, a 40 dólares la botella de 750 ml. Es la que prefieren Paris Hilton y su perro “Tinkerbell” para refrescarse.

Seguiré en otra ocasión porque el mundo del agua embotellada en recipiente de cristal es infinito. Por ahora, ¿con cuál te quedas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search