Saltear al contenido principal

Buenos propósitos, grandes oportunidades y un buen álbum de recuerdos

Es el día de los cambios de talla, de las devoluciones y del agobio por conseguir el regalo que los Reyes pasaron por alto y que, con un poco de suerte, quizás encontremos en rebajas. Pero también es el día perfecto para los buenos propósitos. El de ponerse a dieta, el de ir al gimnasio, el de aprender definitivamente inglés y conseguir poner el colesterol a raya. Por eso hoy yo propongo que el 2014 sea el año de ver el vaso medio lleno, el de las grandes oportunidades hechas realidad, el de nunca es demasiado tarde y el de porqué no. Y estoy segura de que es sobre todo cuestión de actitud el conseguir que se cumplan. Porque, ¿en qué nos convertimos cuando nuestra postura es la de bajar los brazos y dejar que el tiempo corra? En una estatua de hormigón. Y eso es justo lo que vamos a cambiar.

Y para empezar, nada mejor que pensar en este álbum de recuerdos que nos hacen sonreir:

  • Piensa en tu serie de dibujos favorita o en el libro que leías a escondidas en la cama cuando te decían que tenías que apagar ya la luz. Pipi Lamstrung y las aventuras de Los Cinco me acaban de venir a la cabeza.
  • Recuerda el sabor de una bebida que siempre pedías en los cumpleaños de tus amigos. ¿Os acordáis del Tang?
  • Busca fotos con el peinado que marcó una etapa de tu vida. La eficaz de los 80 es una excusa perfecta para evocar viejos tiempos.
  • Disfruta recordando en internet el juguete que mejores ratos te hizo pasar.
  • Prepara una merienda en la que no falte un bony o un tigretón.

.Seguro que después de hacer este pequeño ejercicio te han quedado ganas de proponerte buenos propósitos y retomar la energía de ese niño que todos llevamos dentro para ver el mundo desde su optimismo. Y si no, solo tienes que ver un capítulo de Pipi Calzaslargas para darte cuenta de que si le das la vuelta a las cosas como si fueran un calcetín, no hay reto imposible ni montaña imposible de escalar sino miedo a intentarlo. Y, por cierto, para seguir evocando a este álbum de recuerdos os recomiendo este blog dedicado a los años 70.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search